Son problemas con el hecho de dormir e incluyen dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, quedarse dormido en momentos inapropiados, demasiado sueño o conductas anormales durante el sueño.

• Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido (insomnio).
• Problemas para permanecer despierto (somnolencia diurna excesiva).
• Problemas para mantener un horario regular de sueño (problema con el ritmo del sueño).
• Comportamientos inusuales durante el sueño (conductas que interrumpen el sueño).